GANAR SIN CONTAR CARTAS

 

 

En determinadas ocasiones es posible ganar a largo plazo sin necesidad de contar cartas.

 

Estrategia básica en condiciones idóneas

Cuando las reglas son buenas y se juega con pocas barajas, simplemente aplicando la estrategia básica el margen de la casa será negativo (a favor del jugador).

El caso más favorable es con una sola baraja. Pero los casinos suelen contrarrestar esta ventaja aplicando la regla de “Blackjack paga 6 a 5”, que es muy mala para el jugador.

Hay que conocer bien qué reglas se usan y ver si con ellas el margen es negativo o no. Para ello se puede usar el simulador o bien la calculadora de margen de la casa de Wizard of odds: http://wizardofodds.com/games/blackjack/calculator/

 

Reglas raras beneficiosas

Igual que hay reglas extrañas o poco comunes que pueden perjudicar al jugador, otro tipo de reglas raras pueden ayudarle y mucho. Es difícil encontrar casinos que las tengan pero, de ser así, puede que incluso sin contar se obtengan ventajas superiores al 1%.

Por ejemplo la regla Charlie 5 usada en algunos casinos americanos. Si el jugador no se pasa de 21 con cinco cartas, automaticamente gana. Eso le da una ventaja de 1.46% (según http://wizardofodds.com/games/blackjack/rule-variations). Es mucho y contrarresta de sobra el margen de la casa, otorgando al jugador casi un 1% a su favor.
 

 

Shuffle tracking

Es una técnica que requiere mucha atención visual y concentración. En Internet y algunos libros hay bastante información sobre el asunto que es extenso y complejo.

Por explicarlo brevemente, se trata de seguir el barajeo del croupier para ver donde pueden haber ido grupos de cartas altas. Si se tienen localizados esos grupos, cuando vayan a salir esas cartas se puede apostar más fuerte.

Se incrementa la apuesta (igual que cuando se cuentan cartas) pero en este caso no se estiman las probabilidades de que salgan mejores cartas, sino que se cree que las cartas van a ser buenas porque se sabe cuales son, al haberlas seguido con la vista.

Es un tema complejo y aquí sólo se esboza la idea básica. Por supuesto no se puede usar cuando se utilizan máquinas mezcladoras. 

 


Tells

Cuando el croupier lleva un diez o as como primera carta, tiene que mirar la segunda carta tapada (suponiendo reglas americanas) para ver si lleva blackjack. Si es así se acaba la partida.

Pero si no, el juego sigue y puede que el croupier haga algún tipo de gesto con los ojos o manos, reacción corporal, palabras, forma de hablar, nerviosismo, comportamiento que permita saber si la jugada que ha conseguido es buena (la carta tapada era del 7 al 10) o mala (la carta tapada era del 2 al 6).

Son lo que en inglés se denominan tells. Actos automáticos y mecánicos del croupier que pueden dar valiosa información para el que sepa interpretarlos. Además de revelar la jugada, pueden indicar una predisposición del croupier a que el jugador haga algo: pida carta, doble, abra o se plante.

Esto ocurre cuando el croupier de alguna manera se implica emocionalmente en el juego y prefiere que un jugador o jugadores ganen o pierdan. Si al croupier le da igual, entonces probablemente no tenga ningún tipo de reacción.

Por ejemplo si el croupier pone las manos cerca de las cartas del jugador, puede estar animándole a que pida. O si gira el cuerpo hacia el siguiente jugador mientras atiende al jugador actual, puede ser una indicación de que se plante.

Este tipo de tells suelen ser automáticos, reacciones espontáneas no hechas a propósito. El croupier puede desear que gane el jugador o no (si le "cae bien" o "mal", propinas, estado de ánimo del croupier u otra razón). Y lo expresa corporal o verbalmente pero sin darse cuenta.

Distinto es cuando el croupier intencionadamente hace algo para inducir a que el jugador obre de una determinada manera. Lo puede hacer tanto para ayudarle o para perjudicarle. En el primer caso y si están ambos compinchados, entonces es una actividad ilegal que puede tener consecuencias graves.

Cuando un jugador quiera leer el lenguaje corporal del croupier lo mejor es que le observe detenidamente mientras no está jugando y vea cómo se comporta con otros jugadores. Una vez que crea que ha obtenido un patrón tendrá que confirmar que realmente se cumple o no.

Si el jugador sabe si la jugada del croupier es buena o mala obrará en consecuencia. La estrategia será distinta. Stanford Wong lo detalla en su libro Basic Blackjack. En general si el croupier lleva una jugada mala, entonces se puede doblar o abrir con casi todo. Pero no recomienda hacerlo en todos los casos para evitar sospechas del casino.

Wong recomienda una estrategia algo conservadora que no llame la atención. Jugando con ella y si el jugador acierta siempre con los tells, el margen puede subir en torno a un 2.3% que está muy bien. Usando una estrategia menos conservadora el margen sería mayor.

 


Hole play

La idea es parecida a la anterior, pero ahora se trata de ver la carta tapada del croupier para saber con certeza cual es. Ya no se trata de intuir si su jugada es buena o no, sino de saber exactamente cual.

Dicha carta se puede ver:

Cuando el croupier reparte al principio, bien porque haya cometido un descuido o porque el jugador aproveche algún ángulo de visión que el croupier no haya tenido en cuenta.

Por ejemplo si el jugador tiene la vista a nivel de la mesa (esto en inglés se llama front loading).


Cuando el croupier chequea si lleva blackjack.

Esto último hoy en día es muy dificil porque el croupier no levanta ligeramente la carta para mirarla, sino que utiliza un sistema de espejo o una máquina. Antiguamente cuando el cropier levantaba la carta, podía haber un compinche de un jugador situado detrás de la mesa que la viese. Esto era ilegal y se denominaba spooking.

En ambos casos la estrategia básica varía: http://wizardofodds.com/games/blackjack/appendix/16/

Si se es capaz de saber siempre cual es la carta tapada del croupier, entonces el margen del jugador subre en torno a un 10% (lo cual es muchísimo). Stanford Wong en su libro anteriormente citado lo explica bien y vuelve a aconsejar no seguir la estrategia al pie de la letra para no hacer cosas que puedan llamar la atención. Como por ejemplo pedir con 19 puntos sabiendo que el croupier lleva 20. Se va a perder seguro pero es mejor plantarse para disimular.

Wong estima que con una estrategia conservadora el margen del jugador puede estar entre el 6 y el 7%.

Hay que volver a insistir que tanto esta técnica como la anterior sirven siempre que se juegue con las reglas americanas (el croupier se reparte dos cartas, una de ellas tapada).

 


Conclusión

De todo lo anterior se puede deducir que el Blackjack que se juega en Europa es bastante "descafeinado". No se puede hacer nada para ganar a largo plazo. Ni contar cartas ni utilizar las técnicas que se acaban de explicar.

Unicamente se podrá ganar a la larga si las reglas son tan buenas que simplemente usando la estrategia básica se obtenga un margen favorable al jugador. Esto casi nunca ocurre. O si el croupier deja que se forme un mazo muy grande de cartas (superior al 55%) antes de volverlas a meter en la mezcladora en cuyo caso podría ser útil contar cartas. O si se juega con mezcladora pero con una sola baraja.

Si no, a la larga se perderá dinero. Hay que usar siempre la estrategia básica más adecuada para perder lo menos posible. Y hacer lo que dice el criterio de Kelly para estos casos: apostar el mínimo (realmente lo que dice es no apostar nada, pero se trata de jugar).