SISTEMAS DE APUESTA

 

 

¿Qué es un sistema de apuesta?

Con un sistema se sigue un criterio a la hora de saber cuánto apostar en cada mano. Ese criterio puede depender de la cuenta (si se cuentan cartas) o de si se ganó o perdió la mano anterior, número consecutivo de victorias o derrotas, etc. Esto último es lo que se conoce como sistemas progresivos de apuesta.

El sistema más sencillo de todos es apostar siempre lo mismo. Es muy fácil y no deja de ser un sistema, ya que al fin y al cabo se sigue una regla o criterio, aunque sea tan simple.

Apostar según la cuenta está demostrado matemáticamente que reduce el margen de la casa, porque el jugador apuesta más cuando las cartas están a su favor.

Sin embargo en este apartado se hablará de los sistemas progresivos de apuesta. Aquellos que no se basan en las cartas, sino en si se ganan o pierden manos.

 

¿Funcionan o hay que evitarlos?

Mucho se ha escrito sobre los sistemas progresivos. Hay sitios web y libros que los recomiendan o incluso venden como recetas para ganar dinero. Otros por el contrario recomiendan evitarlos a toda costa. Ni una cosa ni la otra.

Lo que hay que entender es que un sistema progresivo no cambia el margen de la casa. Lo único que afecta es a la volatilidad (esto se explica en el apartado manejando el dinero).

Hay sistemas de apuesta que garantizan ganar un 70% de las partidas. Entiéndase por partida una sucesión de manos o rondas más o menos larga, lo que podría ser una noche jugando en el casino. De cien visitas al casino en setenta ocasiones se va a salir con más dinero. Lo malo es que en las treinta restantes se va a perder bastante o todo.

Otros sistemas funcionan de manera opuesta. Garantizan ganar mucho pocas veces a costa de perder poco frecuentemente.

Al final no importa con qué sistema se juegue, porque a lo largo de muchas partidas el jugador tenderá a acercarse al margen de la casa de igual manera que si hubiera usado un sistema de apuesta constante.

Dado que el margen sigue siendo el mismo, el porcentaje de cada apuesta que perderá a largo plazo siempre va a ser el mismo. La diferencia es que, dado que las apuestas varían, ese porcentaje ya no se calcula sobre cada apuesta inicial sino sobre la apuesta media. Y como será más alta que la apuesta mínima, a la larga se perderá más dinero.

Los sistemas de apuesta no sirven para hacerse rico pero tampoco son tan perjudiciales como a veces se dice. Su utilidad puede residir en dar más emoción al juego y distribuir el reparto de forma que muchos días se gane poco dinero a costa de grandes pérdidas otros días, o al revés.

 

Sistemas clásicos

Apuesta constante

Jugando de esta manera lo más probable es terminar la partida más o menos con el mismo capital que cuando comenzó. Dado que el margen de la casa está a favor del casino, se acabará perdiendo dinero. Más perdidas mientras más tiempo y dinero se juegue. Si se juega con la apuesta mínima, las pérdidas serán tan pocas que a la larga se pueden considerar casi como un empate.

A partir de ahora y por comodidad la palabra “ficha” es sinónimo de unidad de apuesta. El jugador comenzará apostando una ficha. En los ejemplos se usarán fichas de 5€.

Martingale

Es el sistema más antiguo. Es del tipo de los de progresión negativa. Se llaman así porque después de una derrota se incrementa la apuesta. En los de progresión positiva la apuesta se aumenta después de ganar, no de perder.

Se comienza apostando una ficha. Si se pierde, en la siguiente mano se apuesta el doble de lo que se ha perdido.

Si se gana se vuelve a la apuesta inicial de una ficha. Cuando el jugador gana recupera todas las pérdidas mas una ficha adicional.

Ejemplo (capital inicial 100, unidad de apuesta 5):


Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

95

10

Pierde

85

20

Pierde

65

40

Gana

105

5

Pierde

100

10

Gana

110


Adaptado al blackjack

A causa de doblar o abrir se puede perder o ganar más dinero del apostado inicialmente. O también menos, por ejemplo en el caso de retirarse.

Con este sistema la regla es sencilla: si se pierde hay que apostar en la siguiente mano el doble de la cantidad perdida. Si se dobló se perdió más de lo esperado. Si se retiró, se perdió menos de lo esperado. Hay que duplicar la cantidad total perdida sea cual sea.


Apuesta

Resultado

Capital

5

Dobla y Pierde

90

20

Pierde

70

40

Gana

110

5

Gana

115

5

Abre y Pierde

105

20

Gana

125



Aunque este método en teoría es infalible, en la práctica no. Teoricamente se puede producir una racha larga de derrotas pero tarde o temprano se volverá a ganar. Pero hay que tener un capital enorme para hacer frente a una racha así.

Suponiendo que se dispone de ese capital llegaría un momento en el que no se podría subir la apuesta al haber llegado al límite permitido del casino. En ese momento el sistema se viene abajo. Es una de las razones de la existencia de los límites de apuesta.


Oscar's grind

Este método es más conservador ya que las apuestas son menores que en el anterior. Es un sistema de progresión positiva porque después de cada victoria se incrementa la apuesta. También es más lento que Martingale y requiere más concentración.

En este sistema se juega por series. Una serie termina cuando se ha conseguido ganar al menos una ficha.

Comienza el juego. Si se gana la mano se ha ganado una ficha y termina la serie.

Si se pierde se sigue apostando la misma cantidad hasta la primera victoria. En ese momento se añade una ficha a la apuesta. Se continúa así hasta que se logre el objetivo de tener una ficha más que cuando comenzó la serie, momento en el cual termina y comienza una nueva.

Mientras dura una serie:


Ejemplos (capital inicial = 100, objetivo: una ficha más, llegar a 105)

Apuesta

Resultado

Capital

5

Gana

105

Objetivo conseguido

 

Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

95

5

Pierde

90

5

Pierde

85

5

Gana

90

10

Gana

100

15

Gana

115

Objetivo conseguido

 

Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

95

5

Gana

100

10

Pierde

90

10

Pierde

80

10

Gana

90

15

Gana

105

Objetivo conseguido

 

Excepción: en ocasiones para conseguir el objetivo no hace falta apostar lo requerido por el sistema.

Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

95

5

Gana

100

10

Pierde

90

10

Pierde

80

10

Pierde

70

10

Gana

80

15 Gana 95


Dado que se ha ganado la última mano habría que apostar 20 en la siguiente. Pero con 10 ya se conseguiría el objetivo de 105. Hay que actuar de esta manera en estos casos, es una de las reglas importantes de este sistema que lo hace menos arriesgado.

D’Alembert

Un sistema antiguo y muy sencillo. Se empieza apostando una unidad. Tras una derrota se incrementa la apuesta en una unidad y tras una victoria se disminuye la apuesta en una unidad.

Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

95

10

Pierde

85

15

Gana

100

10

Gana

110

5

Pierde

105

10

Pierde

95

15 Pierde 80


Paroli

Un sistema de progresión positiva bastante utilizado. Se comienza apostando una unidad y tras una victoria se incrementa la apuesta y si se pierde se vuelve a la apuesta inicial. También se vuelve a la apuesta inicial cuando se han alcanzado un número de victorias consecutivas.

¿Cuánto hay que incrementar la apuesta tras una victoria? Dos formas de hacerlo:

Incrementar una unidad

Ejemplo (capital = 100, volver a la apuesta inicial después de 3 victorias consecutivas)

Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

95

5

Pierde

90

5

Gana

95

10

Gana

105

15

Gana

120



Después de tres victorias consecutivas, se vuelve a una unidad.

Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

115

5

Pierde

110


Duplicar la cantidad ganada. En este caso el sistema se puede llamar “Anti-Martingale” ya que funciona justo al revés que el Martingale, donde se duplica la cantidad perdida.

Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

95

5

Pierde

90

5

Pierde

85

5

Gana

90

10

Gana

100

20

Gana

120


Después de tres victorias consecutivas, se vuelve a una unidad.

Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

120

5

Gana

100


Abrir o doblar:

Siempre doblar la cantidad ganada

Apuesta

Resultado

Capital

5

Pierde

95

20

Gana

100

5

Pierde

90

10

Pierde

80

15

Pierde

70

10

Gana

80

15 Gana 95


Este sistema es sencillo y maximiza las ganancias durante las rachas de victorias.

 


En caso de empate

Hasta ahora se ha visto lo que hay que hacer en cada sistema si se gana o se pierde. Si se empata (se termina la mano con el mismo dinero con el que se empezó) no hay que cambiar nada y se mantiene la última apuesta.